Wednesday, May 09, 2007

La Lotería de Existir .!


Acabo de llegar a casa, después de un largo día de clases, pero muy satisfecho de haber podido enseñar algo a mis queridísimos estudiantes. Y justo hace unos minutos revisando mi correo me encuentro con esta historia que me impactó ! La recibí de un boletín de Miguel Angel Cornejo al cuál estoy suscrito, que por cierto y viva la publicidad gratuita, se los recomiendo totalmente, quiero compartirla con ustedes tál y como me acaba de llegar... es muy cierta..y creo que nos podría estar pasando a todos.. mmm esta bien... a mí en especial, por eso les decía que me impactó !

Excelencia día a día

  • Frases de la semana

Ganar: "Mientras lo sigamos intentando, tendremos siempre la posibilidad de ganar".
Miguel Ángel Cornejo

"Quien a poco se atreve, a menudo encontrará fortuna adversa".

M. Reignier

  • Pergamino de la Semana

La lotería de existir

Cuál fue su sorpresa cuando revisó la lista de ganadores de la lotería y se había sacado el premio mayor, algo así como 10 millones de dólares. Sintió mareos, la mirada se le nubló y a punto estuvo de tener un paro cardíaco. Gritó, aplaudió, rió a carcajadas y finalmente lloró de felicidad; de inmediato se dirigió a su banco y en forma por demás confidencial le pidió al gerente que le hiciera el favor de cobrar a su nombre y depositar en su cuenta.





Llegó ya de noche a casa, después de confirmar que el premio había sido debidamente cobrado y depositado. Era tal su alegría que destapó una botella de champagne, puso su música favorita y comenzó a imaginar, ahora que era inmensamente rico, todo lo que haría, lo que compraría, los viajes a realizar, los regalos que le gustaría entregar. En fin: absorto profundamente en su sueño de pronto le sorprendió que alguien a esa hora tan avanzada tocara su puerta, y con tal fuerza, que pareciera la quisiera derribar; al abrir, su sorpresa fue aún mayor pues era la muerte, la cual le ordenó:

- Vengo por ti, es hora de que me acompañes al más allá.

Con un espanto que le desfiguro el rostro reclamó: -Ahora no, ¿no ves que soy rico y finalmente podré realizar todos mis sueños?-.

- Lo siento, -le replicó la muerte- yo no puedo esperar, es ahora o ahora; no hay alternativa.

Intentó sobornarla: -Mira, te doy la mitad de mi fortuna si me dejas vivir por lo menos un año, -y un no rotundo recibió por única respuesta, pero él insistió-. Bueno, te puedo entregar nueve millones de dólares, a cambio solamente de un mes ¿qué te parece? -y nuevamente recibió la sentencia determinante-. Finalmente, decepcionado, le ofreció toda su fortuna a cambio de tener la oportunidad de disponer solamente de cinco minutos, y a lo que la muerte concedió sin mucho agrado.

De inmediato, el pobre hombre tomó papel y lápiz y escribió:

Para aquellos que puedan llegar a leer esto: Vivan la vida intensamente aquí y ahora, pues de tanto pensar en el mañana se pueden quedar en su intento sin mañanas y sin vida. Lo único real es el presente. Aun cuando todos debemos tener un proyecto y debemos luchar por realizarlo siempre corremos el riesgo de dejar pasar el presente. El momento de ser feliz es ahora; debemos aprender a vivir, pues la mayoría de la gente vive tan angustiada por su futuro y con tantos cargos del pasado que se pueden graduar en el arte de no vivir.

Hoy estamos aquí y ahora ésta es la única certeza que poseemos. Aprendamos a estar y sin esperar atrevámonos a ser felices. La vida se nos va y de una cosa debemos estar seguros, jamás volverá. Debemos disfrutar la primavera y no esperar el invierno para acordarnos de la luminosidad de los días que perdimos y que ya nunca regresarán.

Y como punto final, piensen que el único equipaje que nos podemos llevar es el aroma de la felicidad que damos a otros y a nosotros mismos.

Concluida su carta le dio la mano a la muerte y dando un último vistazo a su casa y con un profundo suspiro se alejó hasta que la oscuridad los envolvió.

Miguel Ángel Cornejo

Fuente: Enciclopedia de la Excelencia

Líderes del Tercer Milenio

Tomo IX, pag. 3586


No comments: